Poco después de anunciar su decisión de congelar los fondos de sus usuarios, la plataforma de préstamos de criptomonedas Cred, se declaró en bancarrota, convirtiéndose en la primera empresa estadounidense de este tipo en declararse en quiebra.

La compañía con sede en San Francisco, y que fue fundada en 2017, se dedicaba a proporcionar “seguros, licencias y liquidez” a sus clientes en 190 países, ofreciendo tasas de interés de hasta el 10% en más de 30 monedas digitales, de acuerdo con la información de su página web.

En 2018, la compañía recaudó cerca de 24.6 millones en una ICO, y en el año siguiente, se asoció con la plataforma de comercio cifrado Uphold. Relación que terminó abruptamente el mes pasado cuando se presentó la primera señal de problemas.

El pasado 29 de octubre, la plataforma anunció la paralización de depósitos y retiros de los clientes vinculados al servicio CredEarn. Esto después una contabilidad interna de sus activos y tras la sospecha de un mal manejo interno, como lo reseñó el sitio decrypt.

Para entonces, Creed declaró que la suspensión de retiros no se debía a una investigación criminal. Pero aseguró estar trabajando con las autoridades para investigar irregularidades en el manejo de fondos corporativos.

En sus declaraciones, el servicio de préstamos de criptomonedas también señaló que ninguno de sus sistemas, cuentas de clientes o información se habían comprometido a causa de lo que calificó como un “incidente fraudulento”.

Tal vez te interese leer: Capitalización de mercado de las criptomonedas aumenta con BTC y ETH a la cabeza

No obstante, de acuerdo con es.cointelegraph, el equipo legal de Cred presentó la documentación de bancarrota de la compañía en el Distrito de Delaware el pasado 7 de noviembre, registrando activos estimados entre 50 y 100 millones, y pasivos entre 100 y 500 millones.

Por lo pronto, los usuarios de la plataforma siguen sin respuestas claras acerca de cuándo podrán disponer de sus criptoactivos,  y se desconoce a cuánto asciende el total de fondos congelados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí